El atrio y la evacuación de humos

Tiempo de lectura: ( Palabras: )

El Código Técnico de la Edificación CTE define «Atrio» como:

Espacio diáfano con altura equivalente a la de varias plantas del edificio comunicadas con dicho espacio mediante huecos, ventanas, balcones, pasillos abiertos, etc. Parte del perímetro del atrio puede también estar formado por muros ciegos o por fachadas del edificio”.

Esta definición es necesaria puesto que dentro del mismo CTE, en su Documento Básico SI Seguridad en caso de incendio, se indica los casos en los que “se debe instalar un sistema de control del humo de incendio capaz de garantizar dicho control durante la evacuación de los ocupantes, de forma que ésta se pueda llevar a cabo en condiciones de seguridad”, concretamente se precisa en Atrios, cuando su ocupación en el conjunto de las zonas y plantas que constituyan un mismo sector de incendio, exceda de 500 personas, o bien cuando esté previsto para ser utilizado para la evacuación de más de 500 personas.

Para llevar a  cabo este cálculo se debe utiliza la norma UNE 23585:2004 Sistemas de control de temperatura y evacuación de humos (SCTEH). Requisitos y métodos de cálculo y diseño para proyectar un sistema de control de temperatura y de evacuación de humos en caso de incendio.

Atrio 1

En esta norma se define «Atrio» como:

«Espacio cerrado, no necesariamente alineado verticalmente, que pasa a través de dos o más plantas en un edificio u obra de ingeniería».

Y además aclara que los recintos de ascensores, tiros de escaleras mecánicas, conductos de servicios e instalaciones de edificios, y escaleras protegidas no están clasificados como atrios.

El cálculo de evacuación de humos en Atrios no es sencillo pues depende fundamentalmente sobre la base de la flotabilidad térmica de los humos (gases calientes producidos por el incendio mezclados con el aire ambiente arrastrado). La flotabilidad térmica de los humos (y por tanto su menor densidad), es en función de su mayor temperatura media en relación con la temperatura del aire ambiente que les rodea y, ésta a su vez, depende de:

1) la cantidad de aire ambiente,

2) de la forma interna del edificio

3) de los agentes externos en el entorno

La masa de humos así formada, tiende a acumularse en la parte superior del recinto o de los espacios adyacentes, formando un depósito de humos con una ligera sobrepresión en relación con la del ambiente exterior, por lo que tienden a evacuar hacia el exterior de forma natural si se dispone de aberturas adecuadas y, no hay algún otro agente o efecto externo que lo impida.

Atrio 2

Es esencial que en el proceso de diseño se utilicen cálculos apropiados o incluso, si fuese necesario, modelos a escala con procedimientos de ensayo que se salen del alcance de esta norma, así como la utilización de modelos de zona basados en ordenador que  deberán incluir información concerniente a la validación de dichos modelos.

2 Comentarios

  1. Buenas tardes, en un atrio de 14 m de altura de un centro comercial es obligatorio utilizar rociadores?

    Responder
    • Si la superficie total construida excede de 1500 m2 o la densidad de carga de fuego en las zonas públicas de venta exceden de 500 Mj/m2, SÍ.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Compartir